Enlaces Mas Recientes | Blackboard | Email.uprrp.edu | Guía Institucional | Mapa del Portal | RadioUniversidad
ingles | español  


Formularios para Radicar Querellas


Descarga directa de la Guia de Derecho Laboral


Judith Díaz-Porto
Oficial de Cumplimiento

P.O. Box 23321
San Juan PR 00931-3321
E-mail: jdiaz-porto@uprrp.edu

787-764-0000
Ext. 5473
Fax 787-764-3288

 

Oficina de Igualdad de Oportunidades en el Empleo
Discrimen por Discapacidad

 

El Título I de la Ley de Americanos con Discapacidades de 1990 (en inglés) prohíbe a los patronos privados, los gobiernos estatales y locales, las agencias de empleo y los sindicatos de trabajadores discriminar contra individuos cualificados con discapacidades en los procedimientos de solicitud de empleo, contratación, despido, ascenso, compensación, entrenamiento para el empleo y otros términos, condiciones y privilegios de empleo. La Ley de Americanos con Discapacidades (ADA, tal su sigla en inglés) cubre a los patronos con 15 o más empleados, incluyendo los gobiernos estatales y locales. También se aplica a agencias de empleo y organizaciones laborales. Las medidas antidiscrimen de la ADA también se aplican a los empleados del sector federal, conforme al artículo 501 de la Ley de Rehabilitación, según enmendada, y sus reglas de implementación.

Un individuo con discapacidad es una persona que:

  • tiene una discapacidad físico o mental que lo limita substancialmente en una o más de las actividades principales del diario vivir;
  • tiene un historial de dicho discapacidad, o
  • es considerada o atendida como una persona con tal discapacidad

Un empleado cualificado o solicitante de empleo con una discapacidad es un individuo que, con o sin acomodo razonable, puede realizar las funciones esenciales del empleo en cuestión. Los acomodos razonables pueden incluir, sin limitación:

  • Convertir las instalaciones existentes utilizadas por los empleados en fácilmente accesibles y utilizables para las personas con discapacidades.
  • Reestructuración de la tarea, modificación de los planes de trabajo, reasignación a un puesto vacante.
  • Adquirir o modificar equipos o dispositivos, ajustar o modificar los exámenes, los materiales de entrenamiento y proveer lectores o intérpretes calificados.

Se requiere que un patrono se haga responsable de proveer acomodo razonable para la discapacidad conocida de un solicitante de empleo o empleado cualificado si este acomodo no representara un esfuerzo extremadamente oneroso en términos económicos para el patrono. Esfuerzo extremadamente oneroso en términos económicos significa una acción que requiere un gasto o una dificultad significativa cuando se considera a la luz de: 1) la naturaleza y el costo del acomodo razonable; 2) los recursos económicos de la entidad a la cual se le requiere el acomodo, el numero de empleados del establecimiento, y el efecto que tendrá el acomodo razonable sobre la operación del negocio; 3) el tipo de negocio que lleva a cabo el establecimiento.

Para quedar protegido bajo este estatuto, y que su patrono esté obligado a brindarle acomodo razonable, conforme a la ley, el empleado tendrá que demostrar: primero, que es una persona con discapacidad según lo define la ley, y segundo, que está cualificado para llevar a cabo las funciones básicas de ese trabajo, con o sin acomodo razonable. El estatuto no requiere que un patrono disminuya la calidad o las medidas de producción para hacer un ajuste, ni tampoco el patrono está obligado a proveer artículos de uso personal, como anteojos o audífonos.

El Título I de la ADA también cubre:

  • Exámenes médicos y averiguaciones
    Los patronos no pueden formular preguntas a los solicitantes de empleo acerca de la existencia, naturaleza o severidad de una discapacidad. Se puede preguntar a los solicitantes de empleo sobre su capacidad para realizar funciones de trabajo específicas. Una oferta de empleo puede estar condicionada a los resultados de un examen médico, pero sólo si se requiere el examen médico para todos los empleados ingresantes en empleos similares. Los exámenes médicos de los empleados deben estar relacionados con el empleo y ser consistentes con las necesidades de la empresa del patrono.
  • Abuso de consumo de drogas y alcohol
    Los empleados y los solicitantes de empleo no gozaran de la protección del ADA, es decir, no se consideraran una persona cualificada bajo la ley, si actualmente están involucrados en el uso ilícito de drogas y el patrono actúa sobre la base de dicho consumo. Las pruebas de drogas ilegales no están sujetas a las restricciones del ADA sobre exámenes médicos. Los patronos pueden exigir que los empleados usuarios de drogas o alcohólicos cumplan con las mismas normas de conducta y desempeño aplicables a otros empleados. La Ley provee cierta protección para los adictos rehabilitados.

También es ilegal tomar represalias contra un individuo por oponerse a las prácticas de empleo discriminatorias por discapacidad o por presentar una querella por discrimen, testificar o participar de algún modo en una investigación, proceso o juicio conforme al ADA.

Estadísticas

En el año fiscal 2004, la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, tal su sigla en inglés) recibió 15,376 querellas de discrimen por discapacidad. La EEOC resolvió 16,949 querellas de discrimen por discapacidad en el año fiscal 2004 y recuperó $47.7 millones en beneficios monetarios para las partes que presentaron las querellas y otros individuos afectados por las practicas discriminatorias (sin incluir los beneficios monetarios obtenidos a través de juicios).

¿Necesita más información?

La Ley:

Regulaciones:

Vea también:

 

Series de Preguntas y Respuestas

También usted puede estar interesado en:

WebMaster | Política de Privacidad & Seguridad | Como Contactarnos | Política de Accesibilidad | Envia tus comentarios

©2005 UPR Recinto de Rio Piedras, Derechos Reservados.

Actualizada 05.06.06